Entradas

MUÉVETE CON AITOR

Después de muchos meses de trabajo, esfuerzo y dedicación, por fin puedo presentarte el proyecto de trabajo con el que siempre he soñado. Muévete con Aitor es, desde este mismo momento, el medio que me permite ponerme directamente en contacto contigo para ayudarte a seguir un estilo de vida activo, saludable y lleno de movimiento y felicidad!

Déjame contarte por qué el movimiento es tan importante en nuestra vida diaria.

Estamos en un punto en el que hemos podido dotar al ser humano de más años de vida, pero seguimos sin dar vida a esos años que hemos conseguido.

Las personas estamos diseñadas para movernos. Gracias al movimiento hemos subsistido y evolucionado hasta hoy en día. Pero algo estamos haciendo mal cuando los principales problemas de salud que tenemos vienen por esa falta de movimiento!

Esto nos afecta también a nuestras emociones: nos sentimos más pesimistas, aburridos y desganados por culpa del sedentarismo. Estamos más incómodos con nuestro cuerpo, afrontamos peor los obstáculos que nos encontramos en nuestro día a día y más débiles para superarlos.

Pero no todo está perdido! Y es que el ejercicio físico y el llevar una vida activa tiene un potente efecto en nuestra salud, reduciendo el riesgo de tener una gran cantidad de enfermedades y permitiéndonos disfrutar más de nuestro cuerpo, nuestras amistades y de la vida en general!

Seguro que tu mismo has sentido esa sensación de vitalidad, de bienestar y de felicidad cuando te mueves. El cuerpo te está pidiendo a voces que cambies!

¿Cómo puedes hacerlo? Debes tener una visión proactiva siempre y no esperes facilidades. Todo depende de ti: desplázate siempre que puedas andando o reduce en la medida que puedas los trasportes rodados, usa escaleras en lugar de ascensor, utiliza trayectos más largos hacia tu destino, levántate cada cierto tiempo de la silla y activa tu cuerpo. ¿Tienes niños a tu alrededor? Juega con ellos!!! Ellos son el mejor ejemplo de vida activa!

En esto de la actividad física, cada cosa que hagas cuenta y cada gesto, por pequeño que sea, tiene un gran impacto a lo largo de tu vida cuando lo adquieres como un hábito diario.

Recuerda que cada día que pasa es único y jamás volverá, por lo que te recomiendo que no lo desperdicies. Levanta del sofá, sal a la calle, pasea por tu ciudad, disfruta de la naturaleza, entrena con amigos, entrena solo…lo que tu prefieras. Pero MUÉVETE!